noviembre 13, 2019
Así es la cuarta revolución industrial
Mónica María Jiménez, periodista y editora Taller de Edición
Expertos - Cadena
Comparte
Twitter Facebook Linkedin Whatsapp Correo
Transformación tecnológicaTecnología

La incorporación y el uso de tecnologías como realidad aumentada, cloud computing, big data y analítica, impresión 3D, inteligencia artificial, internet de las cosas, entre otras, están transformando los modelos de negocio en la industria 4.0 y para lograr sobresalir, es clave estar abierto al cambio, al aprendizaje y a la cocreación.

La llamada cuarta revolución industrial, o industria 4.0, llegó para quedarse: desde hace algunos años está transformando la manera en la que nos relacionamos con la tecnología y cada vez impacta más en la forma de hacer negocios.

En general, la industria 4.0 se caracteriza por ofrecer soluciones inteligentes, integrar lo digital con lo físico y lo biológico, ayudar a la toma de decisiones más eficientes y acertadas a partir del análisis de datos, optimizar procesos, aumentar la productividad y renovar las capacidades de la fuerza laboral.

Esto último es fundamental, pues frente a la automatización de diferentes tipos de trabajo, es necesario fortalecer las competencias y habilidades digitales de los empleados, ayudarlos a hacer esta transición para que así puedan realmente agregar valor a los procesos organizacionales.

El centro de toda transformación siempre debe ser el capital humano, los robots deben trabajar junto a los humanos.

Adicionalmente, esta revolución tecnológica implica, por parte de los negocios, estar abiertos al trabajo colaborativo, a la cocreación entre máquinas y humanos, a una comunicación ágil, directa y transparente y a una capacidad rápida de aprendizaje.

Independiente de si se trata de una multinacional o una mediana o pequeña empresa, en esta era hay que transformarse para no solo ser globales en el mundo digital, sino también para ser protagonistas con soluciones y servicios que respondan a las necesidades del mercado de hoy. Quienes apuesten e inviertan en la transformación tecnológica de sus negocios, que a su vez requiere un cambio de cultura corporativa, son quienes podrán competir.

Revoluciones industriales que cambiaron el mundo

  • 1765: la producción se mecaniza gracias al uso del agua y el vapor. El motor de vapor se convierte en la fuerza motriz de medios de transporte como el ferrocarril.
  • 1870: gracias a la electricidad y el petróleo se generó un modelo de producción en masa, organizado y eficiente.
  • 1969: aparición de ordenadores, microprocesadores, controladores y robots que automatizan el trabajo.

Principales tecnologías de la cuarta revolución industrial

Como asegura Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, además de nuestras vidas, la tecnología está cambiando el contexto económico, social y cultural y esta industria 4.0 se diferencia de las otras tres revoluciones industriales por tres aspectos claves: velocidad, todo sucede a un ritmo mucho más acelerado, no se detiene; amplitud y profundidad, grandes cambios se presentan en simultáneo; y transformación total de sistemas enteros.

“La cuarta revolución industrial no cambia lo que hacemos sino lo que somos”.

Klaus Schwab,
fundador del Foro Económico Mundial.

Y aunque reconoce que la innovación tecnológica siempre acaba con algunos puestos de trabajo, esta también mejora la productividad, incrementa la riqueza y genera una mayor demanda de bienes y servicios, por eso, crea nuevos empleos para cubrir dicha demanda y estos están principalmente relacionados con trabajos creativos y cognitivos. Así, una vez más, se demuestra la importancia de que el recurso humano se adapte continuamente y esté dispuesto a adquirir nuevos conocimientos y habilidades.

Entre las tecnologías que están generando más impacto en los negocios y en las nuevas formas de crear valor, se destacan:

1

Cloud computing: almacenamiento de datos de valor de todo tipo en la red, entre sus ventajas sobresale+ la reducción de costos de inversión en infraestructura y el acceso a la información desde cualquier lugar.

2

Big data: esta tecnología facilita la captura en el mundo físico de grandes cantidades de datos para analizarlos digitalmente y a partir de estos reaccionar en tiempo real frente a los cambios y orientar las acciones, además, permite predecir posibles cambios futuros y ayudar a la optimización de procesos.

3

Inteligencia artificial: en la industria 4.0 los robots son protagonistas, no solo tienen la capacidad de realizar tareas repetitivas de producción para acelerar procesos y ser más eficientes, sino también que pueden aprender y mejorar automáticamente a partir de las experiencias vividas (machine learning).

El uso de tecnologías de la industria 4.0 debe permitir la creación de productos diferenciados, mejores procesos y reducción de riesgos, la exploración de nuevos mercados y la atracción y retención del talento joven.
4

Internet de las cosas: cada vez hay más dispositivos conectados a la red, de hecho, según la consultora Gartner, se estima que para el 2020 sean 20.000 millones de objetos conectados a internet a través de sensores, esto trae beneficios como mayor optimización de procesos productivos y mejores resultados en menos tiempo. Además, es una tecnología que permite conocer las necesidades de los clientes para así desarrollar productos personalizados y por ende, mejorar la relación con ellos.

5

Blockchain: a través de una red de ordenadores se verifica una transacción, de forma colectiva, antes de que sea registrada y aprobada. Se parece a un libro contable compartido, programable y criptográficamente seguro, no hay un individuo único que lo controle.

Otras tecnologías presentes en la cuarta revolución industrial y que cada vez van en aumento son la realidad virtual y la realidad aumentada, la impresión 3D o fabricación aditiva, la nanotecnología, los vehículos autónomos y la medición de precisión.

Todas estas ofrecen ventajas a los nuevos modelos de negocio, sin embargo, para aprovecharlas correctamente, además de invertir en estas tecnologías, se requiere una verdadera visión estrátegica, compromiso de la dirección, apertura al cambio, una cultura innovadora y capacidad para reinventarse continuamente, así como para establecer alianzas y trabajar bajo modelos colaborativos. El éxito de las industrias 4.0 dependen en gran medida de esto.

big data , Blockchain , cloud computing , cuarta revolución industrial , Expertos Cadena , industria 4.0 , inteligencia artificial , internet de las cosas , nanotecnología , realidad aumentada , Tecnología , [ Transformación tecnológica ]
Comparte
Twitter Facebook Linkedin Whatsapp Correo
Te recomendamos leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú

Suscríbase ahora a nuestro newsletter

Manténgase actualizado sobre las tendencias y casos de éxito sobre transformación tecnológica en Colombia y el mundo.
Al suscribirse acepta nuestra política de protección de datos personales